Este es un esfuerzo del Laboratorio de Biodiversidad Arrecifal y Conservación de la UNAM por difundir los efectos una amenaza emergente que ha modificado drásticamente los arrecifes coralinos del Caribe mexicano – el Síndrome Blanco. La información aquí presentada es producto del esfuerzo de muchas personas, y han sido obtenida por diferentes fuentes de financiamiento. Sin embargo, la colaboración con la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) por medio del proyecto Prorest-CER-56-2019 requiere una especial mención.

¿Qué es el síndrome blanco?

Es una enfermedad emergente muy agresiva que puede ocasionar la muerte de los corales en solo unas semanas. Afecta mayormente a colonias meandroides (corales cerebro) y masivas. La causa de esta enfermedad aún no se ha identificado, pero estudios recientes indican que puede ser causada por bacterias en sinergia con el deterioro de las condiciones ambientales. En junio de 2018 se detectó por primara vez en las costas del Caribe mexicano (en los arrecifes de Puerto Morelos).

Sus principales características

El Síndrome Blanco se caracteriza por una rápida pérdida de tejido, lo que deja expuesto al esqueleto blanco de coral lo que va formando una banda blanca por donde avanza la lesión. Una sola colonia puede presentar una o múltiples lesiones. Afecta un gran número de especies de coral duro (~ 20 especies), presenta una alta prevalencia y se propaga rápidamente entre las colonias.

Posibles causas

Hasta la fecha el patógeno aún no ha sido identificado, pero la evidencia indica que pueden ser distintos grupos de bacterias, en conjunto con la mala calidad del agua marina. Esta mala calidad es resultado de las actividades humanas, el pobre tratamiento de las aguas residuales, así como la destrucción de hábitats costeros como los manglares. A esto se suma las mareas marrón producto de la descomposición del sargazo.

En pocas semanas puede matar corales que tardaron décadas o siglos en crecer

Colonia de coral cerebro Diploria labyrinthiformis muere en pocos días y meses después esta cubierta por algas. Sitio Fish Market (Puerto Morelos)

3 julio 2018

13 julio 2018

21 julio 2018

28 agosto 2018

22 marzo 2019

Dos colonias del coral cerebro Pseudodiploria strigosa mueren en menos de 40 días en el sitio Fish Market (Puerto Morelos)

3 julio 2018

13 julio 2018

21 julio 2018

28 agosto 2018

Colonia de coral de pilar (Dendrogyra cylindrus) que tardó varios siglos en crecer muere en cuatro meses a causa del Síndrome Blanco. Colombia Somero, Cozumel

Enero 2019

Abril 2019

El Síndrome Blanco ha afectado severamente al Caribe mexicano

6 metros

4 metros

Entre el verano de 2018 y diciembre de 2019 el Síndrome Blanco ha causado la muerte de decenas de miles de corales a lo largo del Caribe mexicano. Los efectos negativos se observaron en todos los arrecifes costeros entre Isla Contoy y Xcalak (en la frontera con Belice) y en la Isla de Cozumel.

 

El único lugar donde NO se ha detectado su presencia es en Banco Chinchorro. Esto es alentador, pero también representa una gran responsabilidad para manejadores, científicos, pescadores y prestadores de servicios turísticos en esta Área Natural Protegida.

El mapa muestra el estado de todos los sitios que se han monitoreado en 2019 por parte del Laboratorio de Biodiversidad Arrecifal y Conservación de la UNAM.

El color de cada punto determina el grado de la afectación (%) del Síndrome Blanco. Para esto se consideró el número total de colonias enfermas y muertas (a causa del Síndrome Blanco) de las especies altamente susceptibles que se registró en cada sitio.

*Las especies altamente susceptibles son: Colpophyllia natans, Meandrina spp, Eusmilia fastigiata, Pseudodiploria strigosa, Diploria labyrinthiformis, Dendrogyra cylindrus, Dichocoenia stokesii, Siderastrea siderea, Montastraea cavernosa, Orbicella spp.

** Mapa de Índice de Antropización en la zona costera asociada a manglares de Quintana Roo. Producido por CONABIO con datos de 2015.

http://www.conabio.gob.mx/informacion/gis/

Muchas especies de coral han sufrido drásticas perdidas a causa del Síndrome Blanco

*** Para evaluar los efectos del síndrome blanco sobre las especies de coral se realizó una comparación estandarizada del número de colonias registradas antes de que la enfermedad se presentara (2016-2017) y después del pico de la enfermedad (agosto-diciembre de 2019) en un total de 32 sitios a lo largo del Caribe mexicano.

Las especies Meandrina spp, Eusmilia fastigiata, Colpophyllia natans, Pseudodiploria strigosa, Montastraea cavernosa, Orbicella spp, Siderastrea siderea se evaluaron a lo largo de transectos de banda de 10 m2 en ambos periodos. Para las colonias de Dendrogyra cylindrus, una especie muy rara, se realizaron protocolos de búsqueda cubriendo grandes áreas del arrecife. El porcentaje de perdida para esta especie se calculó con base a la relación entre el número de colonias muertas y vivas que fueron encontradas a lo largo del Caribe mexicano en 2019.

¡Necesitamos tu ayuda para encontrar y preservar las que quedan!

¿Quieres conocer más de esta amenaza y cómo puedes ayudar?

Las consecuencias del Síndrome Blanco aún están por verse, pero es probable que modifiquen severamente la capacidad de los arrecifes coralinos de la región de proveer importantes servicios ambientales a la sociedad, como pueden ser la protección de las costas, albergar especies de importancia comercial o servir como atractivo para miles de personas que vienen a bucear o snorkelear.

Esta en nuestras manos ayudar a los arrecifes a recuperarse de este duro golpe. Pero esto requerirá la participación de todos los actores (autoridades, científicos, empresarios y el publico en general). La batalla se debe librar en diferentes frentes, desde cambiar nuestros hábitos de consumo, hasta la implementación de una normatividad ambiental que propicie un desarrollo turístico e inmobiliario sustentable en la región.

MAIL:

© barcolab.org
 

ADDRESS:

Unidad Académica de Sistemas Arrecifales, ICML, UNAM
Prol. Av. Niños Héroes S/N. C.P. 77580, Puerto Morelos, Q. Roo, México